ALON es una fundación familiar que trabaja por el desarrollo íntegro e inclusivo de mujeres, niños y sus familias desde una mirada espiritual, cultural y social.


Fundación ALON nace en la ciudad de La Serena, Chile, como la materialización de un sueño que anhela mejorar las condiciones de vida de mujeres sostenedoras de hogar, sus hijos y familias. Por ello, nuestras bases se centran en brindar apoyo desde la integración e inclusión de mujeres y niños, a partir de una mirada espiritual, cultural y social.

Nuestro nombre Alon proviene del mapudungún y significa “luminosidad” o “foco de luz”, lo que emana de nuestra esencia, donde con convicción creemos que todos debemos ser una luz para los demás. Esto es, seamos luz con nuestra vida y obra para todos aquellos que nos rodean. 

Nuestra ilusión es que seamos mensajeros de esperanza y amor. 

Desde nuestras respectivas experiencias de vida y disciplinas y unidos por el permanente deseo de servir a los demás, nuestro propósito es transformar vidas, dejando una huella a un mundo mejor.

Todo ello desde una profunda entrega y gran vocación, haciendo cada acción con respeto, dignidad y utilidad, dando a cada quien amor, esperanza y alegría con cada acto que realicemos y que genere un impacto social positivo que perdure a través de las generaciones.

Nos declaramos promotores de la bondad, honestidad, humildad y tolerancia en las relaciones humanas, lo que aporta al progreso social, esencialmente, en la educación, la cultura y los derechos humanos.

Misión

Construir una sociedad mejor y más justa, dando más y mejores oportunidades a mujeres, niños y familias, esencialmente en situación de vulnerabilidad, potenciando su desarrollo como personas a través de una intervención integral en coordinación con actores públicos y privados.

Visión

Ser una organización reconocida a nivel nacional e internacional por atender las necesidades de quienes más lo requieren, favoreciendo el progreso social, promoviendo la inclusión de mujeres, fomentando prácticas comerciales que contribuyan a mejorar la calidad de vida de sus hijos y sus familias, así como apoyando el desarrollo y protección de los niños.